RECIÉN NACIDO

La sesión de fotografía recién nacido (o new born) la trabajamos con un cariño muy especial, puesto que tiene una importancia única. Se trata de vuestra primera sesión en familia.

Por ello, queremos que vuestra experiencia sea mucho más que una sesión de fotos.

Cuido cada pequeño detalle, desde que entráis por la puerta del estudio hasta que recibís las fotos en vuestra casa. Quiero capturar para el recuerdo esos primeros días de vida de vuestro bebé. Sus primeros gestos y muestras de ternura, antes de que pasen, a veces más rápido de lo que esperamos.

 

¿CÓMO TENGO QUE RESERVAR?

Para reservar la sesión, debéis contactar conmigo con, mínimo, dos meses de antelación ( por si naciera antes de lo esperado ) y abonar una señal.

En ese momento, os asignaremos una fecha provisional, pero es importante que nos aviséis el mismo día del nacimiento, si es posible, para poder cerrar el día y la hora definitiva.

Para ponernos manos a la obra, déjame tus datos o escríbeme a info@isaalegrias.es y nos pondremos en contacto contigo para darte más información.

¿DÓNDE Y CUÁNTO DURA?

Las sesiones de fotos de recién nacido se realizan siempre en el estudio, que se encuentra en Móstoles ( de lunes a viernes y sábados por la mañana ).

Aquí encontraréis un espacio acogedor con luz natural y con una temperatura adecuada para vuestro bebé.

Son días muy emocionantes y felices pero también de mucho ajetreo y falta de sueño. Por ello, os ofreceremos todas las comodidades para que podáis relajaros y disfrutar de la experiencia.

Estas sesiones son las más largas, con una duración entre 3 y 4 horas, ya que dependemos de los ritmos del bebé. La mayor parte del tiempo lo dedicaremos a atenderle, cambiarlo, darle de comer y dormirlo. Sin embargo, no sufráis si el bebé no se duerme, ya que lo que quiero es fotografiarlo de la forma más natural posible. No busco posturas forzadas, ya que lo que pretendo es colocarlo de la forma más innata y relajada posible. Vuestro pequeño me va a ir pidiendo las posturas donde se sienta más cómodo.

¿CUÁNDO HACER LA SESIÓN?

El mejor momento para fotografiar a un recién nacido es entre sus primeros 6 y 15 días de vida.

Pasadas estas primeras semanas, el bebé va abandonando su postura fetal, está cada vez más despierto y atento a los estímulos que le rodean, haciendo más difícil manejarlo y colocarlo en diferentes posturas. Además, su piel empieza a descamarse. Pueden aparecer los primeros cólicos o gases.

En el caso de bebés prematuros, el desarrollo es diferente y sí que se puede realizar la sesión más tarde. En ese caso, la prioridad es la salud del bebé y debemos esperar a que coja su peso.

¿REQUIERE DE ALGÚN TIPO DE PREPARACIÓN?

Unas semanas antes del nacimiento de vuestro bebé, os enviaré un formulario informativo con algunas cosas a tener en cuenta antes de realizar la sesión. Es importante seguir las instrucciones en la medida de lo posible para que la sesión vaya sobre ruedas.

Los papás no tenéis que traer nada, ya que en el estudio disponemos de todo el atrezo necesario. Trabajamos sobre todo con diferentes telas y texturas.

¿PUEDEN PARTICIPAR MÁS MIEMBROS DE LA FAMILIA?

Por supuesto que sí. Además de fotografiar al recién nacido, también haré fotografías con los papás. En el caso de que haya algún hermanito o hermanita, también puede participar en la sesión.

Sin embargo, aconsejo que, si éstos son muy pequeños, no estén presentes durante toda la sesión ya que son muchas horas y pueden aburrirse e inquietarse, rompiendo el ritmo de la sesión.